El Museo de Bellas Artes de València expone la predela del Centenar de la Ploma hasta el 9 de octubre

5/10/19 10:50 AM | por mariajose | El Museo de Bellas Artes de València expone la predela del retablo de San Jorge o Centenar de la Ploma hasta el 9 de octubre para que la ciudadanía pueda observar el trabajo de restauración que está realizando el Institut Valencià de Conservació, Restauració i Investigació. Es una obra cumbre del gótico internacional valenciano por la combinación de estilos e influencias artísticas que presenta en una misma obra, realizada en el momento de más esplendor económico y cultural que tuvo València en el siglo XV. El retablo del Centenar de la Ploma despierta un interés en los historiadores del arte por representar un acontecimiento histórico (la batalla del Puig), y por los interrogantes que su autoría plantea, puesto que no se ha encontrado aún el documento de encargo, ya que en su elaboración, en 1400-1405, participaron varios artistas, y se han identificado hasta la fecha Marçal de Sax y Miquel Alcanyís, aunque no se descarta la participación de otros. La predela del retablo llegó a València procedente del Victoria&Albert Museum para que fuera investigada y restaurada por el Institut Valencià de Conservació, Restauració i Investigació. Coincidiendo con los actos conmemorativos del 9 d'Octubre, los días 8 y 9 de octubre a las 12.00 horas, el museo ha sacado la predela de los talleres en los que se realiza la intervención hasta la sala del Coro, donde se puede contemplar la predela y escuchar a una restauradora contar los trabajos de restauración que está realizando el IVCR+i. La directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, y el director del Museo de Bellas Artes de València, Carlos Reyero, han visitado la predela expuesta. En la misma sala se expone una reproducción del retablo completo y unos dispositivos de realidad virtual. Una experiencia interactiva que permite al espectador realizar un recorrido aéreo por una reconstrucción virtual de la València del siglo XV, para pasar a observar de manera cercana toda la superficie pictórica del retablo, tanto con luz visible como infrarroja, lo que permite contemplar con detalle la iconografía de cada una de sus escenas y personajes, y estudiar las técnicas y los procesos de realización de este importante retablo. En estos momentos se ha iniciado la fase de limpieza de la tabla. Anteriormente se ha realizado un estudio minucioso de fotografía con luz visible; macro y micro fotografía visible; fotografía mediante fluorescencia visible inducida por luz ultravioleta (UV); fotografía infrarroja (IR) e imagen hiperespectral; espectrofotometría visible; tomografía computarizada médica (TC); análisis radiográfico; estudio anatómico de la madera; fluorescencia de rayos�X; estudio en sección estratigráfica: microscopia óptica visible y ultravioleta y microscopia electrónica de barrido (SEM) con sistema de microanálisis de dispersión de energía de rayos X (EDX); análisis mediante microespectroscopía infrarroja por transformada de Fourier (FTIR) y cromatografía de gases-espectrometría de masas. El retablo del Centenar de la Ploma tiene unas dimensiones de 6,60 por 5,50 metros y está formado por cinco calles donde la central expone la lucha de San Jorge contra el dragón ante la princesa; arriba, la batalla del Puig de 1237, y en la cimera, la coronación de la Virgen y Cristo sentado en majestad que domina la composición del conjunto. En la predela, que es la que se encuentra ahora en València, se representan diez escenas de la Pasión de Cristo, a falta de una parte central desaparecida. Su nombre corresponde a la milicia urbana creada en 1365 por Pedro IV el Ceremonioso, que era conocida como el Centenar de la Ploma porque el centenar de ballesteros encargados de la salvaguarda de la ciudad de València iban vestidos de hábito blanco con una cruz de San Jorge y ornamentaban su cabeza con una pluma de garza.

Publica un Comentario