Exceltur prevé pérdidas de 1.200 millones para el turismo catalán si persiste la caída de reservas

18/10/17 6:51 AM | por mariajose |

El lobby turístico ya registra una caída del 20% en las reservas desde el referéndum del 1 de octubre

El sector del turismo en Cataluña ya está acusando el impacto del desafío independentista. La  inestabilidad en las calles y la incertidumbre política desde el referéndum ilegal del 1 de octubre ha hecho caer en torno a un 20% las reservas de cara al último tramo del año respecto al mismo tramo del año anterior, según los datos de la patronal turística Exceltur (Alianza para la Excelencia Turística). Si esa caída en las reservas ya observada se materializa en una igual reducción de la actividad real en lo que queda de año, el sector turístico catalán dejará de ganar 1.197 millones en el cuarto trimestre del año. En un escenario peor, con "altercados" en las calles, la caída puede llegar al 30% y las pérdidas a casi 1.800 millones. Según ha explicado José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, en un acto en Madrid para presentar el balance del tercer trimestre del año y las expectativas para el cuarto, el sector turístico catalán ha registrado ya una caída de la actividad real del 15% en las dos semanas transcurridas desde el referéndum del 1-O, con respecto al mismo periodo del año anterior, según les han confesado los empresarios, consultados por sus datos hasta este mismo lunes. Además, Exceltur ha registrado ya "en libros" caídas "en torno al 20%" de cara a los tres últimos meses de 2017, "muy especialmente en Barcelona, en plena temporada de congresos y turismo de ocio y de compras", dado que la temporada de sol y playa ya está terminada. Si esa caída en las reservas, —"un poco superior entre los clientes internacionales que en los nacionales"— se materializa realmente en una caída del 20% de la actividad, las pérdidas ascenderían a 1.197 millones de euros, por cuanto el PIB turístico catalán ronda los 6.000 millones en el cuarto trimestre.
  Según las consultas realizadas por Exceltur, la inestabilidad solo está afectando por el momento a Cataluña, mientras que otros destinos españoles no están registrando caídas de reservas o de actividad. Más bien al contrario, Zoreda ha citado alguna "reunión de negocios que se está trasladando a Madrid". Sin embargo, el lobby turístico calcula que, dado el peso de la industria turística catalana, una caída de la actividad del 20% en Cataluña restaría un punto al crecimiento previsto para el conjunto del sector español en 2017. Así, pasaría de crecer un 4,1% a un 3,1%. Sin embargo, teme Exceltur que la situación se agrave aún más. "Si se dirimen en la calle los asuntos que deberían dirimirse en otras instancias", en palabras de Zoreda, es decir, en caso de altercados callejeros "constantes" como los vividos el día del referéndum, la caída del sector podría irse al 30%, lo que supondría una caída de la cifra de negocio de 1.796 millones de euros. Este recorte de los ingresos llevaría aparejado, según ha comentado Zoreda, "efectos muy negativos" sobre el empleo. Exceltur calcula que 405.000 personas trabajan directa o indirectamente en el turismo en Cataluña. Además, Zoreda ha destacado que, si bien no tiene constancia de que ninguna empresa turística ha trasladado fuera de Cataluña su sede social, sí ha constatado ya "un frenazo a inversiones previstas para antes del fin de 2017". Por ello, Zoreda, en nombre de Exceltur, ha lamentado la inseguridad jurídica derivada del desafío independentista y ha llamado a "recuperar el marco constitucional y legal" para resolver las diferencias. Esta patronal destaca "los impactos negativos para Cataluña de la contracción del primer sector económico y generador de empleo" de la comunidad "si se sigue dilatando una solución estable dentro de la ley o impulsando alternativas que apelen al conflicto social o altercados ciudadanos con resonancia internacional".

Verano excelente

Las alertas de Exceltur sobre Cataluña llegan justo al cierre del tercer trimestre, el de verano, un periodo que Zoreda ha calificado de "excelente", con un crecimiento del 4,2% a nivel nacional, pese a algunos acontecimientos "internos y externos" que han afectado principalmente a Cataluña: además del desafío soberanista, mencionó los atentados del 17 de agosto en Barcelona y Cambrils —que tuvieron un "impacto muy limitado sobre el turismo"—, la huelga del personal de los controles de seguridad del aeropuerto de El Prat y la "contestación social" al turismo en algunos destinos, que se tradujo en algunos incidentes en Cataluña y del que ha culpado de nuevo al crecimiento "descontrolado, desbordante e impune" de la oferta de pisos turísticos de plataformas como AirBnB o HomeAway. Pese a ello, Exceltur celebra el aumento del 7% de la afluencia de turistas extranjeros en julio y agosto respecto a los mismos meses de 2016 y, sobre todo, el crecimiento del 11,7% en los ingresos que dejan estos turistas. "Es muy positivo subrayar que crecen más los ingresos que la afluencia", ha destacado Oscar Perelli, director de Estudios e Investigación de Exceltur. Achacan la subida de los ingresos, entre otras cosas,  al mayor gasto medio diario por turista (+6,8%), a la subida de precios en las empresas por la renovación y la alta demanda y al gran crecimiento (22,5% internaual) de los viajes de negocios, cuyo usuario gasta más que el de ocio. Destaca, en cualquier caso, que el empresariado ya detectaba una desaceleración del crecimiento del fenómeno turístico por la recuperación de mercados competidores del español, como Turquía y Egipto (a ritmos superiores al 45% en ambos casos respecto al pasado verano).   www.exceltur.org

Publica un Comentario