Nueva campaña de visitas subacuáticas al pecio Bou Ferrer para buceadores deportivos

11/08/17 11:36 AM | por mariajose | La campaña de visitas a las excavaciones arqueológicas subacuáticas del pecio Bou Ferrer, que celebra este año su quinta edición, está organizada por la Dirección General de Cultura de la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de la Vila Joiosa, la Universidad de Alicante y el Club Náutico de Villajoyosa. La campaña cuenta con la colaboración del centro de buceo local Ali-Sub, que aporta su propia infraestructura para organizar la logística de las inmersiones. Además, en esta campaña se cuenta con la colaboración del Centre d’Arqueologia Subacuàtica de Catalunya (CASC), dependiente del Museu d'Arqueologia de Catalunya, integrado en la Direcció General d’Arxius, Biblioteques, Museus i Patrimoni del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya, que participa con su barco de investigación Thetis y un equipo de cuatro arqueólogos subacuáticos en el proyecto.   El Bou Ferrer fue en 2015 el primer pecio declarado Bien de Interés Cultural en la Comunidad Valenciana y está inmerso en un importante proyecto de investigación en el que intervienen diferentes instituciones públicas. En 2017 ha sido declarado por la UNESCO uno de los primeros 7 yacimientos del mundo que forman parte de su Registro de Buenas Prácticas de Patrimonio Subacuático.   Precisamente por ello, esta campaña, dirigida a buceadores deportivos, es una oportunidad única para contemplar en directo la mayor nave mercante romana en excavación que hay ahora mismo en el Mediterráneo. Los participantes podrán ver de cerca esta embarcación naufragada en la segunda mitad del siglo I d.C., frente a las costas de la Vila Joiosa. Tiene más de 30 metros de eslora y llevaba una carga de más de 3.000 ánforas de salsas de pescado y lingotes de plomo que podrían pertenecer al emperador Nerón.   Las visitas subacuáticas de los buceadores al pecio empezaron a organizarse en 2013, como una experiencia pionera en España. Su objetivo es hacer accesible este valioso patrimonio a la sociedad y concienciar a los buceadores de su extraordinaria importancia y su gran fragilidad.   En este sentido el alcalde de la Vila Joiosa, Andreu Verdú, ha destacado “la importancia de este tipo de acciones, para preservar un patrimonio tan valioso como el nuestro. En este caso concreto, concienciar a los buceadores es fundamental, porque juegan un papel importante en la vigilancia, control y conservación de los restos arqueológicos subacuáticos. Y, si, además, hablamos del Bou Ferrer, este factor es aún es más importante porque nos referimos a un yacimiento de elevado valor histórico y científico”.   Las inmersiones están autorizadas expresamente por la Dirección General de Cultura de la Generalitat y solo pueden realizarse dentro del proyecto Bou Ferrer, a través de una reserva previa y con el acompañamiento de un técnico del proyecto.   Pueden participar en la campaña aquellas personas en posesión de título y documentación de buceo vigente para bajar a 25 metros, y que acrediten una experiencia mínima de 35 inmersiones. Además, deberán hacer una aportación mínima de 35 € al proyecto de investigación de Bou Ferrer, cuyo importe se destinará a costear los gastos de guías y arqueólogos. A esta cantidad hay que añadir los gastos habituales de una inmersión y el desplazamiento hasta el yacimiento. Las inmersiones comenzaron el 5 de agosto, y se realizan durante los fines de semana, en grupos de 10 buceadores, siempre que el clima lo permita.   Los buceadores interesados deben hacer una reserva previa en el Club de Buceo Ali-Sub. Los días de inmersión, los participantes podrán disfrutar de una visita guiada y especial al Taller del Bou Ferrer y la Navegación Antigua, ubicado en Vilamuseu (Colón, 57, Villajoyosa), donde podrán contemplar e incluso tocar piezas del cargamento del pecio; comprender aspectos interesantes del mismo como el sistema de colocación de las ánforas en la bodega, cómo se desalan o por qué acaban en punta; y conocer las últimas novedades de la investigación antes de bucear en él.   Desde 2014, las personas con alguna discapacidad que dispongan de la titulación de buceo requerida también pueden participar en la campaña, gracias al diseño de inmersiones adaptadas.

Publica un Comentario